#Mitos | Con motivo del 500 aniversario de la llamada «Conquista de México», yo, junto con la senadora Jesusa Rodríguez Ramírez, he firmado un punto de acuerdo para que la Comisión Permanente del Senado de la República declare que, Los Gobiernos Federal y de la Ciudad de México deben realizar diversos actos encaminados a la reivindicación histórica del pueblo de Tlaxcala y «La Malinche» como símbolo de los pueblos originarios que, durante el proceso de conquista, se aliaron con la «Conquista de México».

A 500 años de la derrota mexica, la historia y la antropología contemporánea proponen nuevas hipótesis, basadas en datos científicos y no en supuestos, que nos permiten desvelar mitos profundamente arraigados sobre la historia de los orígenes de nuestra nación que solo han dado lugar a la división. prejuicio y discriminación entre los mexicanos. En particular, existen mitos que son particularmente dañinos para la conciencia cultural nacional, que no solo carecen de sustento histórico, sino que han sido objetivamente refutados por estudios tanto nacionales como extranjeros.

En cuanto al mito de la traición al pueblo tlaxcalteca, hoy – y durante mucho tiempo – sabemos que el territorio que actualmente ocupa el estado mexicano no era una nación en el momento de la invasión española, sino un vasto territorio habitado por diferentes pueblos. y culturas, muchas de las cuales vivían sometidas, víctimas de la violencia de un pueblo en particular: los mexicas.

El pueblo tlaxcalteca fue un importante pueblo guerrero asentado en el centro del actual territorio nacional antes de la llegada del pueblo mexica, pero fue subyugado por este último en su proceso de expansión política, por lo que para la época de la llegada de los españoles invasores, los tlaxcalteca habían sido sometidos a un bloqueo económico por parte de los mexicas para mantenerlos bajo su control durante al menos 60 años.

Sin embargo, a pesar del carácter coyuntural y accidental de la alianza del pueblo tlaxcalteca con los españoles, más de 500 años después de ese encuentro, sus descendientes, hoy habitantes del actual Estado Libre y Soberano de Tlaxcala, no han dejado de sufrir el injustificado estigma histórico. de traición, convirtiéndolos en víctimas de múltiples actos de discriminación en su propio país.

Un caso similar es el de la figura histórica de la Malinche. El personaje de Malitzin, Malinalli, Marina, conocida popularmente como La Malinche, es un caso paradigmático de mala interpretación de un hecho histórico y de una invención racista y discriminatoria que se forjó en el siglo XIX y permanece hasta nuestros días… Senadora Ana Lilia Rivera Rivera.